jueves, 8 de enero de 2009

Necrópolis celtiberica de La Mercadera

Estudiada por Blas Taracena en 1932, es uno de los yacimientos arqueológicos de la segunda Edad del Hierro más importantes de los excavados en la provincia.
Se encuentrada junto a una calzada romana en el pueblo de La Mercadera, que pese a encontrarse en una posición priviliegiada, andar sobrada de recursos agricolas y con abundancia de agua, se quedó sin población.

Tal vez sea el caso más representativo de los hasta la fecha publicados en el Alto Duero, constituyendo además uno de los cementerios celtibéricos mejor conocidos, con un total de 99 enterramientos -100 si se considera, como así se ha hecho siguiendo a Taracena, la tumba 66 como doble-. La superficie de la necrópolis, que ocupaba una zona irregular, no llega a los 1.500 m2, con una densidad media por m2 de 0,07 tumbas, habiendo sido documentada en su totalidad. Se observó una distribución organizada de los enterramientos, destacando la ausencia tanto de calles como de estelas.

Los elementos que forman parte de los ajuares de las tumbas permiten separar dos grandes grupos que, pese a no contar con análisis antropológicos, cabe asociar con bastante verosimilitud, con enterramientos masculinos y femeninos. Ambos grupos estarían caracterizados, en general, por la presencia de armas y de adornos espirales y brazaletes, respectivamente. Estos dos grupos constituyen aquí el 75% de las tumbas (44 y 31%, respectivamente), en tanto que en el 25% restante no ha sido posible determinar el sexo del enterrado, bien por carecer de ajuar metálico o por la presencia aislada de elementos de difícil atribución, como los broches de cinturón o las fíbulas.

El análisis de la «riqueza» en esta necrópolis muestra un pequeño número de tumbas con más de cinco elementos que constituyen el 10% del total de enterramientos. Este porcentaje, que cabe considerar como referido a tumbas «ricas», se corresponde con sepulturas con ajuar armamentístico, encontrándose entre ellas la mayoría de las tumbas con espada. Resulta algo chocante que los enterramientos sin ajuar metálico constituyan únicamente el 18%, proporción que contrasta con los escasos datos aportados por otras necrópolis de la Edad del Hierro, donde la proporción de tumbas sin ajuar es muy elevada, como en los casos de Las Cogotas o Aguilar de Anguita.

Si se valoran estos datos desglosándolos por sepulturas con ajuares de atribución masculina y femenina, se observa cómo entre las primeras existe una concentración de los de menos de seis elementos, concretamente el 77,3% respecto al total de tumbas con armas, de las que una gran parte, el 61,4, posee entre tres y cinco elementos. Por el contrario, en las tumbas probablemente femeninas, se aprecia un máximo de enterramientos (35,5%) con un solo elemento y un decrecimiento progresivo del número de ellos hasta llegar a los excepcionales, con ajuar enteramente de plata, de cinco elementos que constituyen el 6,5% respecto del total de aquéllas.

Los resultados obtenidos en La Mercadera, que en principio contrastan con los procedentes de otros cementerios meseteños situados en áreas geográfico-culturales diferentes, parece que pueden generalizarse, con algunas matizaciones, a las restantes necrópolis del Alto Valle del Duero. Así parecen confirmarlo ciertas referencias antiguas sobre los cementerios de Las Viñas de Portuguí, en Osma (Morenas de Tejada 1916) y de La Requijada, en Gormaz (Morenas de Tejada 1916) y, especialmente, las recientes excavaciones de la necrópolis de San Martín de Ucero (García-Soto 1990), aún en proceso de estudio.
(Fuente: Estudio de Alberto J. Lorrio)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustaria saber donde se encuentran los objetos hallados en la excavaciones realizadas, a principios de los años 30 del siglo pasado, toda vez que a pesar de ser un yacimiento importante,y por referencia de personas que trabajaron en las excavaciones, tengo entendido que fueron bastantes objetos, sin embargo lo que he he encontrado en el museo numantino en Soria, a mi forma de ver, es muy poco relevante.

Gaztelu Instalaciones dijo...

Seguro que en el ayuntamiento de Rioseco hay un inventario completo de todo lo que salio de alli y a donde se lo llevaron

Publicar un comentario en la entrada

Si añades enlaces, tu mensaje será borrado automáticamente. No me escribas en lenguas foráneas ni quieras venderme nada, que tengo huerto