martes, 3 de enero de 2012

Volvimos a Escobosa

Volvimos en otoño a Escobosa, había algunas nueces en unos nogales jóvenes cerca del rio, y restos de haber vivido gente en el tiempo bueno, colchones tirados en el suelo de alguna casa de la entrada, muebles, restos de comida, gente por el campo con todoterrenos. El agua de la fuente no se puede beber porque no hay quién la controle.






1 comentario:

Anónimo dijo...

Por dejadez han robado hace unos meses las campanas. Una pena!

Publicar un comentario en la entrada

Si añades enlaces, tu mensaje será borrado automáticamente. No me escribas en lenguas foráneas ni quieras venderme nada, que tengo huerto